El Instituto Superior de Formación Policial hace una invitación a los y las jóvenes de la provincia que deseen servir a la comunidad, con un elevado nivel de conocimientos profesionales, alto respeto a los derechos humanos, que se traducen en posibilidad por intermedio de un exigente entrenamiento físico e intelectual, acorde a las demandas ciudadanas, la anticipación de eventos antisociales, perfeccionándose a futuros funcionarios policiales pro-activos, próximos al vecino, con métodos alternativos de inserción comunitaria, de participación, integración e interacción permanentes.